Teletrabajar de forma segura, cumpliendo con la normativa de protección de datos de carácter personal, puede ser un poco más complicado durante estos días si no establecemos unas pautas.

Os damos unos puntos básicos para que el teletrabajo no os cueste un disgusto;

  • Conocer el canal de comunicación ante dudas e incidencias de protección de datos.
  • Usar solo herramientas con medidas de seguridad adecuadas, usando solo las indicadas por el centro y quedado totalmente prohibidas el resto sin previa autorización del centro.
  • Ante la llegada de un correo electrónico sospechoso, no abrir nunca los adjuntos, y avisar al departamento de informática para que verifique si se trata de un mail dañino, ya que podíamos recibir un ataque informático donde podrían robar nuestras contraseñas o nuestra información.
  • Proteger contraseñas de igual forma que las protegíamos estando en el centro. Recordar que las contraseñas no pueden ser fácilmente identificables, deberán de ser robustas.
  • Para acceso a control remoto, doble factor de autenticación. Verificación en dos fases si fuere necesario y aprobado por el Departamento de Informática. En el caso de robo de contraseña, el doble factor de autenticación hará que sea más complicado acceder a la información.
  • No guardar información en el escritorio del ordenador.
  • Cuidado con las descargas de contenido. Descargar solo el contenido facilitado por el centro.
  • Antivirus y aplicaciones actualizadas.
  • Wifi, no compartir con los vecinos. Si no disponemos de internet en casa, es preferible conectarse a la red de nuestro móvil a usar una wifi abierta.
  • Los trabajadores que usen los ordenadores personales, se recomienda tener doble sesión en el equipo, accediendo con contraseña a la sesión de trabajo, para evitar que la familia acceda a esa sesión cuando usen el equipo en el ámbito doméstico.

Espero que os haya sido de ayuda. Disfruta tu teletrabajo.

Subvención para Planes de Igualdad