¿Cuándo es necesario un Delegado de Protección de Datos?

Un Delegado de Protección de Datos o DPD es la persona persona, responsable de realizar la supervisar, monitorizar y vigilar, de forma independiente y confidencial, de si se está cumpliendo adecuadamente la normativa en materia de protección de datos personales. Esta persona puede pertenecer a la propia organización como un trabajador/a de la mismo o pertenecer e una empresa externa.

En Liñán este es uno de nuestros servicios y actuamos como DPD de numerosas empresas y organizaciones tanto públicas como privadas.

Existen entidades que están obligadas por ley a contar con un DPD. También es posible designar un Delegado de forma voluntaria aunque tu empresa no esté obligada. Os recordamos que podéis consultar los DPD de cualquier empresa en la sede electrónica de la Agencia Española de Protección de Datos.

En el siguiente vídeo, nuestra compañera Mar os explica qué empresas y organizaciones han de contar con un DPD obligatoriamente.

 

Recuerda, en Liñán te ofrecemos además de Protección de Datos un servicio de consultoría y formación en seguridad de la información. Consúltalo todo en nuestra sección servicios.

“Es buen negocio invertir en PRIVACIDAD”.